“Quizá con el tiempo aparezca…”; autoridades marítimas agotaron recursos y mantienen una búsqueda pausada

Hoy se cumplen 17 días del desaparecimiento de la turista Angie Samantha Peña (22) y las pistas que conduzcan hacia su paradero son escasas, pues las autoridades de investigación únicamente están a la espera de los análisis forenses que se están realizando sobre un cordón y chaleco salvavidas hallados en las aguas de Belice.

En una actualización del sonado caso este lunes, que la búsqueda de la turista por parte de las autoridades estatales prácticamente desapareció, pues los recursos empeñados se agotaron y no hay evidencias de peso que las lleve a donde la joven se encuentra.

“Seguimos en la búsqueda, pero de una forma mucho más pausada, aún así se mantiene la alerta con las embarcaciones que van en curso por si llegan a detectar algún indicio, de igual forma a través de la Agencia Hondureña de Aeronaútica Civil, Marina Mercante y la alerta en los 195 países vía Interpol”, mencionó Andy López, subcomisionado de la Comisión Permanente de Contingencias (Copeco).

“Los recursos están debilitados por todo lo que se ha hecho, como Copeco vamos a agotar todas las instancias. Hace unos días anduvimos también por los manglares y no econtramos nada”, añadió.

El jefe regional apuntó, ante las múltiples inquietudes sobre el por qué no aparecen flotando la moto acuática o un cuerpo, que “habitualmente la moto se termina hundiendo, en el caso del cuerpo si cae a una profundidadad mayor a los 1,000 pies también no sale, allí se termina de descomponer y recordemos que hay muchas especies de animales dentro”.

El capitán Alex Maradiaga, jefe de la Fuerza Naval, coincidió que la búsqueda se está realizando “a medio vapor”, al tiempo que aseguró que como entidad marítima seguirán realizando patrullajes en arrecifes y costas en general de Islas de la Bahía.

“Tal vez con el tiempo aparezca (Angie), por la parte marítima ya se hizo mucho, solo resta esperar, no sabemos en qué condiciones pueda estar ella”, comentó Maradiaga. Angie Peña, tras ser reportada como desaparecida en West Bay, Roatán, el pasado 1 de enero, fue buscada por aire y mar incesantemente durante el menos 15 días.

El rastreo se centró en todo el departamento insular, parte de Cortés y en las costas de Belice y Guatemala. En este caso se empleó hasta un submarino y buzos que buscaron en lo más hondo del mar.

Los manglares de Roatán fue el último lugar en buscar a la joven y no hubo ni siquiera rastros. Wálter Peña, padre de la joven, externó que como familia se sienten solos a estas alturas del caso. En reiteradas ocasiones se ha quejado sobre la “apatía” de la Direcicón Policial de Investigaciones (DPI) de buscarla en tierra, ya que la institución sostiene que las indagaciones hasta ahora apuntan a que la turista sufrió un accidente en el océano.

“Les consulté que cuáles eran las pruebas para dictaminar que mi hija sufrió un accidente y no tienen ninguna. No han podido ni formar un cuerpo de inteligencia para dar con el paradero de mi hija, dando a demostrar la inoperancia de las instituciones y de estas personas”, exteriorizó Peña.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: