Hondureña con elefantiasis pide ayuda para costear medicamentos

Nolvia Mireya Valdés, de 37 años, es una hondureña que padece la rara enfermedad conocida como elefantiasis y en julio pasado clamaba ayuda para someterse a una cirugía que tenía programada para el 3 de agosto.

Valdés es originaria de Catacamas, Olancho, al oriente de Honduras, es madre soltera de dos hijos, se graduó de perito mercantil y su deseo es volver a su vida normal para estudiar enfermería en la universidad, aunque anteriormente pensaba sacar derecho.

«Mis sueños se truncaron por este problema de salud, pero le pido a Dios que me sane», expresó

Mireya Valdés después de someterse a la primera cirugía para retirarle líquidos linfáticos. Foto: Mireya Valdés.

Aunque en inicio ocupaba 137 mil lempiras para cubrir los gastos de operación, el doctor Emec Cherenfant le hizo gratis la cirugía. Tampoco le cobrará por las seis operaciones restantes.

La primera operación consistió en retirar líquido linfático (unas 9 libras) de su pierna afectada, se le dejó un drenaje y hasta que este drenaje deje de verter debe regresar donde el médico para retirarlo y quitarle los puntos de la cirugía, para un mes después proceder a la segunda operación, explicó Mireya.

VEA TAMBIÉN: Dr. Emec Cherenfant opera con éxito a Nolvia Valdés, quien padece de elefantiasis

Pero la hondureña requiere de apoyo para comprar medicamentos, alimentos, agua esterilizada y jabón especial para evitar infecciones en la cirugía, entre otros insumos como guantes y gasas.

Además debe pagar a una persona que la cuida y le hace su comida. «Tengo que estar solo en la cama y debo dormir derecha y boca arriba para que no se mueva el drenaje», agregó.

Mireya Valdés, la hondureña que carga casi 100 libras de líquido linfático en su pierna derecha.

«Los medicamentos son caros, siete pastillas me cuestan 1,500 lempiras y también compro agua esterilizada porque si me mojo con cualquier agua y me aplico cualquier jabón me puedo infectar y complicarme». «En total son como 14 mil lempiras los que gasto», dijo.

Nolvia Mireya Valdés alquila un cuarto el cual su hijo mayor, de 18 años le ayudaba a pagar, pero ahora que está sin trabajo es su papá quien le ayuda. Ella aseguró que el político Reinaldo Sánchez le prometió construirle una vivienda, pero a la fecha no volvió a mencionarle nada.

Este es el drenaje puesto a Mireya, tras la primera cirugía.

Valdés pidió a los hondureños que desean apoyarla a que la llamen al 3155-5118 y que le hagan llegar directamente la ayuda, pues al estar en cama no se puede movilizar para ir a un banco a retirar dinero, por medio de una cuenta que abrió para donativos.

El deseo de Mireya es estar bien de salud, trabajar y matricularse en la universidad donde quiere graduarse como licenciada en enfermería.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: