Retorno seguro Migrantes hondureños reciben atención humana y calificada

· A su regreso los migrantes reciben una mano amiga que les brinda alimentación, vestuario, atención médica, además previo a trasladarlos a sus comunidades se les hace un registro para definir los programas sociales en los cuales pueden participar.
En un brazo solidario se han convertido los puntos fronterizos entre Honduras y Guatemala donde están siendo recibidos los hondureños que de forma voluntaria abandonan la caravana irregular tras vivir un drama al arriesgar su vida y las de sus hijos.

Las historias de madres arrepentidas por haber puesto a sus hijos en riesgo, embarazadas que estuvieron a punto de perder sus bebes, niños desnutridos, y adultos aterrorizados por todos los peligros que enfrentaron en carne propia durante ese trayecto son parte de los relatos que se escuchan en estos centros, donde los hondureños son asistidos con alimento, vestuario, atención médica y programas sociales.

Cifras del Instituto Nacional de Migración indican que hasta este sábado 27 de octubre habían retornado 4,570 hondureños, de los cuales 3,410 son adultos y 1,160 menores de edad.

Estas personas han regresado de forma voluntaria vía aérea o terrestre mediante el Plan Retorno Seguro que estableció el presidente Juan Orlando Hernández con el apoyo de los gobiernos de Guatemala y México a fin de garantizar que los hondureños que desisten de este viaje reciben atención de calidad y son reinsertados a la comunidad.

Asistencia individualizada
Los hondureños retornados son recibidos en los Centros de Atención al Migrante o campamentos instados en El Corinto, Cortes; El Florido, Copán; y Agua Caliente, Ocotepeque, por personal de la Secretaría de Relaciones Exteriores, Instituto Nacional de Migración, Comisión Permanente de Contingencias (COPECO), la Dirección de Niñez, Adolescencia y Familia (DINAF), que brindan atención individualizada a cada uno de sus compatriotas.

Al llegar son registrado por las autoridades migratorias en el Sistema Nacional de Control Biométrico Migratorio de Honduras, posteriormente se les brinda alimentación, vestuario y un kit de higiene.

Luego son atendidos por un equipo de médicos y psicólogos que les brinda atención ambulatoria y ayuda posológica, en especial a los niños a fin de que puedan enfrentar el drama vivido en la ruta de hambre, dolor y muerte que emprendieron.

Previo a ser trasladaos a sus lugares de origen se les hace un registro individualizado para identificar los programas sociales de la Plataforma Vida Mejor, becas u oportunidades laborales a los que pueden ser incluidos.

La DINAF, por su parte ha instalado equipos técnicos de trabajo en cada punto de retorno para brindar las medida de protección inmediatas a los menores, adolescentes y familias retornadas., además se han realizado varios reintegros de menores que han sido trasladados al Centro de Atención Belén mientras se ubican a sus familias.

Asimismo, las Unidades Municipales de Atención al Migrante retornado (UMAR) están documentando desplazados por violencia para darles seguimiento y reinsertarlos a través de los programas disponibles del Gobierno.
Drama humano
Las historias de los hondureños en estos centros dramáticas, y llaman a sus compatriotas a no emprender este viaje que ellos vivieron en carne propia y se arrepienten por haber puesto en riesgo su vida y la de sus hijos.

“Fue algo demasiado horrible, cuando uno hace las cosas no las piensa, pero cuando ya va en el camino se arrepiente y lamenta todo, estaba nervosa y desesperada y no hallaba que hacer, estoy arrepentida de haberlo hecho, es algo que no vuelvo a intentar nunca más prefiero estar en mi país acá nada me va pasar, en ese camino arriesgue mi vida y la de mi hijo”, lamentó Norma Regina Baca una joven de 20 años originaria de Tegucigalpa que vive en La Pradera.

Asimismo, Martha Lorens Sánchez una joven de 28 años hizo un llamado a la conciencia de las madres para que no arriesguen su vida y la de sus hijos ya que además de los peligros del camino, las condiciones son adversas para los menores poniendo en riesgo su salud.

“No vale la pena hacer ese viaje, ahí se sufre mucho, no tomen esa decisión, los climas allá son diferentes y los niños comienzan a enfermarse, mi hijo se enfermó y convulsionó, me sentía entre la espada y la pared porque estaba sola, sin mi familia”, manifestó esta joven madre al cargar a su pequeño de 15 meses con síndrome de Down .

No vuelvo a salir con mis hijos, es demasiado sufrimiento, es un peligro andar en esas rastras, uno no sabe si puede morir, tenía que amarrar los niños y protegerlos, pero miraba como mucha gente estaba a punto de caerse y morir, lo mejor es quedarse u buscar trabajo acá en Honduras, ese viaje es un peligro, aseguró Fernando Alberto Solís de 52 años originario de La Ceiba.

“Se aguanta hambre, se aguante frio, es triste ese camino, me arrepiento de haber ido, jamás me volvería a ir, mi hijo se me perdió por cinco minutos y sentía que la vida se me iba, no hagan ese viaje, es un riego”, aseguró Doris Paz una madre originaria de San Pedro Sula y residente de Chamelecón.

El Gobierno hondureño ha denunciado que esta movilización irregular fue organizada con fines políticos para afectar la gobernabilidad, la imagen, el buen nombre, la estabilidad y la paz de Honduras y de los países en la ruta hacia los Estados Unidos.

Los centroamericanos que viajan en este recorrido están expuestos a vivir un estado de calamidad, en una ruta de dolor y muerte, a expensas de bandas del crimen organizado, traficantes de personas y de órganos, de narcotraficantes, maras y pandillas.

De interés

· En los Centros de Atención se están documentando las capacidades y las necesidades de los migrantes para trabajar de manera ordenada en un plan que permita consolidar emprendimientos o localizar las urgencias en las comunidades y buscar soluciones con los programas sociales del Gobierno.

· El Gobierno hondureño ha puesto a disposición las 24 horas del día la línea ALHO VOZ +504 2236-0300, para los hondureños que deseen información sobre sus parientes, o que requieran atención y protección en el exterior, además la red consular de Honduras en Guatemala, en México y en Estados Unidos se mantiene en ALERTA PERMANENTE para continuar brindando la asistencia requerida.

La Frase

“Desde todo punto de vista es condenable que se use a los hondureños como una bandera de lucha para lograr un objetivo particular, esto es condenable la política nunca debe de ser un instrumento para jugar con la dignidad, seguridad e ilusiones de la gente”, presidente Juan Orlando Hernández.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: