Con estadio lleno y alegría y paz en las calles, hondureños celebran las fiestas del 197 aniversario de Independencia

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

· Hondureños abarrotaron el estadio Nacional durante una fiesta cívica

El pueblo hondureño vivió este sábado en paz y con fervor patriótico las fiestas del 197 aniversario de independencia. Desde muy temprano, miles de personas de todas partes del país llegaron al estadio Nacional de Tegucigalpa, donde se realiza el desfile de los colegios.

Mientras tanto, las distintas cadenas de televisión transmitían el entusiasmo de los desfiles en San Pedro Sula, Choluteca y Gracias, entre otras ciudades.

“Es impresionante la cantidad de gente que anda en las calles. Eso demuestra que los hondureños amamos la paz y a nuestra patria”, dijo don Celso López, quien estaba a una orilla de una calle sampedrana.

En Tegucigalpa, doña Carmen Castillo, de la colonia Suyapa, llegó al estadio Nacional acompañada de sus hijas, sobrinos y nietos, paraguas en mano para protegerse del sol o de la lluvia.

“Lo que más me gusta es el show de las palillonas y de los paracaidistas”, señaló, cuando eran las diez de la mañana. “De aquí no me muevo hasta que desfile el último colegio”.

A pesar del llamado de líderes de la oposición de boicotear los desfiles, el respaldo de los hondureños fue unánime.

Bandera en mano, con camisetas de la H y sombreros típicos, más de treinta y ocho mil personas abarrotaron el estadio Nacional, algo que no ocurría desde la toma de posesión.

No queremos más relajos, lo que queremos es vivir en paz –señaló Aníbal Sánchez, un jardinero con domicilio en la zona sur de Tegucigalpa.

“Se va a enojar mi doña, pero a mí me gusta echarme un taco de ojo con las palillonas”, sonrió con malicia.

En redes sociales, los hondureños manifestaron su entusiasmo por las celebraciones. Como Nelson Durón, de Santa Lucía, que escribió lo siguiente: “Nuestro hermoso pedacito de tierra está de cumpleaños. Con todas sus virtudes y defectos, Honduras es dueña de nuestro corazón”.

Desafortunadamente, y como ya es una tradición, pequeños grupos de encapuchados se dedicaron a pintar paredes de casas particulares, comercios, puentes y edificios.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: